Detox Hepático

por | Abr 25, 2018 |


Descripción

Se sabe que el hígado es el gran purificador del organismo, el gran purificador; Por eso es muy importante que sepamos cómo cuidarlo. De vez en cuando debemos depurarlo correctamente. Sabemos que ejecuta más de 500 funciones diferentes. De ahí la enorme importancia en nuestro estado de salud. Con un hígado en mal estado es imposible estar bien; Por eso es necesario ayudarlo de vez en cuando con un ayuno moderado o una cura de desintoxicación. A continuación explicamos en qué consiste esta depuración.

Recomendaciones para la purificación hepática

Para purificar el hígado hay que comer alimentos biológicos si es posible. Tienes que comer mucha fruta orgánica. Si comemos frutas y verduras con pesticidas, no purificaremos nada. Estaremos llenos de más toxicidad. Debemos comer las verduras al vapor o a la parrilla y eliminar todo lo refinado e industrial. También evite las carnes rojas, productos lácteos y derivados, todo lo relacionado con bebidas alcohólicas, azúcar, fritos, congelados, pre-cocinados y todo lo excitante. Leer artículo completo…

Como hacer este programa

 

Productos: 2 botes de   Algasol, y 2 botes de Yudas  + 1 bote de naturmag de regalo.

Duración: 12 días.

 

Indicaciones:

 Antes del desayuno: 3 cápsulas de Algasol

Antes del almuerzo: 3 cápsulas de Algasol

Antes de la cena: 3 cápsulas de Algasol después de la desintoxicación hepática, continúe tomando 3 cápsulas de Algasol al día              para mantener la limpieza de su cuerpo.

Se recomienda beber al menos 1,5 litros de agua por día. También se puede tomar en forma de infusiones. † Los resultados                    pueden variar.

Incluye 4 documentos GRATUITOS para descargar

1.- Lista de consejos de nutrición,

2.- Instrucciones Limpieza de colon e hígado,

3.- 7 Propuestas de recetas alcalinas y

4.- Presentación nutricional.

Compra ahora tu pack detox hepatico

Síntomas a tener en cuenta:

Cambio de color en orina y heces.
Coloración amarillenta de la piel y los ojos (ictericia).
Cólicos estomacales e hinchazón
Sensibilidad en la piel.
Reflujo ácido
Diarrea continua
Fatiga general
Pérdida de apetito
Retención de líquidos
Malestar general